Mina Antapaccay acusada de maltratar a campesinos de Juto

Según informó La República, el 29 de Diciembre del 2018 se produjeron agresiones a los campesinos de Juto, en la comunidad de Alto Huarca, Espinar por parte del personal de seguridad de la compañía Glencore, propietaria de la mina Antapaccay

El personal de seguridad de la mina, agentes de la compañía Liderman, llegó junto a maquinaría pesada para remover las tierras que ocupan los campesinos. Según ellos, poseen el terreno de Juto desde hace más de 25 años y cuentan con ganado vacuno, ovino, auquénido y animales domésticos en su posesión.

En las imágenes difundidas se puede apreciar como los agentes de seguridad empujan al suelo, golpean, lanzan piedras a los comuneros; especialmente, a las mujeres que trataron de impedir que ingrese maquinaria al terreno.

Asimismo, según manifestaron los comuneros a La República, ésta no ha sido la única vez en la que se han cometido abusos. El 29 de Marzo, un día después de que se presentaran funcionarios de Antapaccay al terreno de Juto, agentes de la misma empresa de seguridad se presentaron para lanzar amenazas a los campesinos.

Ante la publicación de la noticia, la multinacional Glencore publicó un comunicado en el que aseguraba su respeto por los derechos humanos y la defensa de las comunidades adyacentes a la mina y prometía la investigación de los hechos para verificar si el accionar del equipo de la mina cumplió con su código de conducta; de no ser así, tomarían las medidas pertinentes.

Sin embargo, la fiscalía de Espinar todavía no ha citado a las víctimas de las agresiones ni ha comenzado las investigaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
LinkedIn
YouTube
Email