Familias reducen pobreza con reciclaje de basura y cultivo en hogares

Los residuos orgánicos que solían botar al tacho, ahora son guardados y atesorados como principal insumo para realizar un abono orgánico que venden y que, pronto, servirá para nutrir su biohuerto.

En el asentamiento humano Eliseo Collazos, ubicado en una zona desértica y pobre de Puente Piedra [al norte de Lima], viven más de 90 familias. Hasta aquí, llegó Lima Compost y, gracias al financiamiento del Departamento de Estado de los Estados Unidos, se ha emprendido un proyecto destinado a brindar asesoría técnica e insumos a 20 familias, las que han aprendido a «compostar» sus residuos.

DATO: ¿qué es el compostaje?  Es un proceso de transformación natural de los residuos orgánicos [comida que tiramos a la basura] para obtener un abono natural que sirve para aportar nutrientes a la tierra

Raúl Valenzuela, de la micro empresa encargada del proyecto, refiere que las familias que participan de este piloto le venden el abono orgánico por un sol cada kilo. «Estimamos que, para fines de diciembre, podrían tener un incremento de 2% en su presupuesto por la venta de compost y un ahorro de 13% por el consumo de los alimentos que producirá el biohuerto como lechuga, tomate, entre otros».

La casa de Gloria, dirigente y vecina del asentamiento humano, es el punto de reunión para las coordinaciones y el seguimiento del proyecto. Su buen ánimo y disposición para impulsar este proyecto es ejemplar «Es una iniciativa bonita y grande, estamos agradecidos por estas enseñanzas. La basura no es basura [sic], ahora la procesamos para sembrar nuestros alimentos naturalmente con este abono orgánico».

Su esposo Pedro Custodio, incluso, construyó una compostera más grande que la que tenían y, como la basura colectada resultaba insuficiente, recogen los residuos de sus caseros cada vez que van al mercado.

Yeseni Vidal también es vecina. Como Gloria, ella separa los residuos de la cocina, que antes desechaba, y los reúne junto con materiales secos para preparar su compost «Antes no conocíamos el compost, es un procedimiento con todas cascaras de alimentos que botábamos, ahora las reciclamos y podemos poner periódicos y hojas secas de los árboles».

DATO: El compost reduce de forma considerable el volumen y peso de los residuos que terminan en rellenos sanitarios, en el mejor caso, o botaderos informales. Además, disminuye el consumo de abonos químicos que contaminan los productos.

Valenzuela visita el asentamiento humano con frecuencia, acompañado por Gabriela Torres, ingeniera de ecoturismo encargada de las capacitaciones y de absolver las dudas de las familias, sobre todo cuando notan que, de sus composteras, emana un vapor caliente que las sorprende «De la compostera sale vapor porque la temperatura se ha elevado en la mezcla, esto va a permitir que las bacterias mueran, y es muy importante que se oxigene frecuentemente».

Por ello, los vecinos del programa revuelven constantemente su preparado para obtener un abono orgánico que no huele mal y, por el contrario, despide un olor similar a la tierra fresca de un bosque húmedo.

DATO: ¿Qué se puede compostar? Cáscaras de frutas, verduras, huevos, café pasado, hojas de periódico, aserrín, hojas secas, entre otros. Puedes hacerlo en cajas de frutas, en las jabas de madera, u ollas de arcilla. Luego, solo necesitas los residuos que encuentras en la cocina.

Este proyecto contribuye con la mejora de las habilidades de cultivo de las veinte familias para que puedan cosechar una producción de mayor calidad y autoabastecerse. Además, permiten ahorrar dinero al evitar compras en el mercado o a un ambulante.

La iniciativa busca reducir la situación de pobreza en la que viven estas familias con el fin de brindar mejor calidad de vida a sus hijos y mejorar su entorno, al  transformar un espacio gris en un lugar verde. Al compostar, además, le devuelven vida y fertilidad a nuestra tierra.

Este proyecto piloto ampliará el número de familias en los próximos meses, esperan llegar a 400. ¡Sí se puede!

 

Por: Gisella Becerra Málaga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
LinkedIn
YouTube
Email