Primera área de conservación regional de Huánuco protegerá especies amenazadas

Andina- Miles de huanuqueños celebran la creación del Área de Conservación Regional (ACR) Bosque Montano de Carpish, primera área que será administrada por el Gobierno Regional Huánuco, con una extensión de 50 mil 559.21 hectáreas, y permitirá proteger a muchas especies vulnerables.

Ha sido un proceso duro y participativo, en el que, con el apoyo de Naturaleza y Cultura Internacional, líderes locales y poblaciones aledañas al área, se ha logrado obtener como resultado el establecimiento del ACR Bosque Montano de Carpish, tras la última sesión del Consejo de Ministros.
Cabe resaltar que, durante todo el proceso, se contó con el apoyo de Andes Amazon Fund y el Fondo de Alianzas para Ecosistemas Críticos, y la asistencia técnica constante del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp).
Para el Gobierno Regional Huánuco, esta área significa uno de los primeros pasos para contribuir a la protección de las partes altas de la cuenca del río Huallaga, conservando especies importantes de fauna y flora silvestre.
El ACR se ubica en las provincias de Huamalíes, Leoncio Prado, Huánuco y Dos de Mayo, del departamento de Huánuco, y tiene por objetivo conservar una muestra representativa de las yungas peruanas y punas húmedas de los Andes Centrales y la biodiversidad asociada a la cordillera de Carpish, garantizando la provisión de servicios ecosistémicos, en beneficio de las poblaciones locales, el uso de los recursos naturales y por su contribución a mitigar los efectos del cambio climático.
Diversidad biológica
Debido a su ubicación dentro de un área de importancia para las aves, se ha logrado registrar 24 especies endémicas tales como el hemispingo de ceja rufa, ave llamativa por sus colores, rara y local, encontrada en el sotobosque; tangara de flanco pardo, es poco común en el centro peruano, ya que suele habitar en valles interandinos entre los 2 mil 500 a 3 mil 200 metros sobre el nivel del mar; y el picaflor inca acollarado, se alimenta de la variedad de flores que existen en el ACR, destaca por su gran cola blanca y su banda en el pecho, los machos tienen el abdomen verde y su corona azul, mientras que las hembras tienen unos colores más parcos.
En mamíferos, se ha logrado el registro de 33 especies, destacando la presencia del oso de anteojos, purú y pacarana categorizadas como especies vulnerables a nivel global. También, se ha logrado registrar 876 especies de plantas, de las cuales 78 son endémicas del Perú y, de estas, 38 son especias nuevas registradas para la ciencia.
Servicios ecosistémicos
Estos bosques, al ubicarse en las partes altas de Huánuco, contribuye a la regulación del régimen hídrico de los ríos, especialmente del gran río Huallaga, el mismo que es fuente de agua para la población de Tingo María; pudiendo, en el futuro, establecer mecanismos de retribución por servicios ecosistémicos que contribuyan a la conservación de la cuenca.
La conservación o deforestación de estos bosques va a afectar directamente al ciclo del agua y, por lo tanto, al caudal de los ríos, clima local y generación de lluvias. Cabe resaltar que, debido a la ubicación de esta ACR, los bosques contribuyen a la regulación hídrica del río Huallaga, de tal forma que se convierte en fuente de agua para la población de Tingo María.
Otro de los servicios que nos brinda el bosque es la provisión de frutos, leña, captura de dióxido de carbono, prevención de la erosión, entre otros, beneficiando a las poblaciones locales.
Conectividad de conservación
Esta área contribuye a la conexión de los ecosistemas aledaños, formando un corredor de conservación, específicamente con el Parque Nacional Tingo María, ya que la zona norte de esta ACR colinda con su zona de amortiguamiento y en la vertiente oriental con la cordillera central. De esta manera, se asegura la conservación de la ecorregión yungas peruanas.
Esta conectividad contribuye a mantener los procesos ecológicos que se presentan en el bosque, como el intercambio genético, mayor protección contra la erosión, movimiento de las poblaciones de fauna silvestre, entre otras. De esta forma, Huánuco se compromete a seguir apostando por la conservación de la diversidad biológica.
Luis Flores, jefe del Parque Nacional Tingo María, saludó la creación de la primera ACR de Huánuco, al proteger los valores biológicos de la cordillera de Carpish, garantizando su sostenibilidad, al ser una herramienta legal para la conservación de la diversidad biológica.
Amenazas
A pesar de la gran importancia de esta área, está en constante amenaza debido a la deforestación, a causa de la agricultura y ganadería migratoria, debido a que los pobladores, por desconocimientos, abren nuevas parcelas para instalar nuevos cultivos, afectando directamente a la diversidad biológica.
Otra amenaza es el tráfico ilegal de madera, debido a que existen madereros informales que se dedican a la tala de árboles de cedro, sin contar con el permiso de la Autoridad Regional Forestal y de Fauna Silvestre de Huánuco.
Por ello, el Gobierno Regional Huánuco, con el apoyo de Naturaleza y Cultura Internacional, han trabajado de la mano para lograr que hoy ya se cuente con el ACR Bosque Montano de Carpish.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
LinkedIn
YouTube
Email